Home / Para tu Vida / Querer tener razón

Querer tener razón

«Cuando prestaba mi servicio militar en la marina, en una ocasión salimos al mar con muy mal tiempo y poca visibilidad. De repente el vigía gritó: –¡Luz inmóvil a estribor! Eso significaba que en breve habría una colisión. El capitán respondió al vigía: –¡Diga al navío de en frente que desvíe su trayectoria veinte grados! La respuesta no tardó en llegar: –Es a usted a quien sugiero hacerlo. El oficial insistió: –¡Estoy en un barco de guerra! El otro le respondió: –¡Y yo estoy en un faro! No hace falta precisar que cambiamos de rumbo».

Esta historia ilustra una tendencia muy generalizada: querer imponer nuestro punto de vista sin ni siquiera tratar de comprender a nuestro interlocutor. ¡Cuántas discusiones estériles e interminables, sin hablar de las que acaban en conflictos! Esforcémonos más bien por comprender al otro, con una buena actitud, y luego demos nuestro punto de vista.

¿Cuál es la principal causa de una actitud así? Nuestro orgullo. ¡Querer tener razón a toda costa es estéril e incluso peligroso en las relaciones humanas, pero todavía es más trágico cuando se trata de nuestra relación con Dios! Quizás usted tiene algo contra Dios y ha decidido no creer más en él, vivir sin él. Pues le sugiero que le diga a Dios lo que tiene contra él; luego escuche lo que él quiere decirle por medio de la lectura de la Biblia, y pídale que se le revele. ¡Él lo hará, porque lo ama!

Tomado de: labuenasemilla.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat