Home / Para tu Vida / La angustia

La angustia

Muchos de nuestros contemporáneos viven constantemente inquietos. Tienen miedo de lo que está en ellos mismos: les repugna encontrarse ante su conciencia. Tratan de callarla dedicándose al trabajo, al deporte, a los espectáculos, a la política, al Internet… Esto hace que no tengan que pensar en sus problemas personales y existenciales. También tienen miedo de sus semejantes, pues ahora más que nunca la violencia hace estragos; el hombre es un lobo para el hombre. Por último, tienen miedo al futuro, tanto al futuro inmediato como al más allá, después de la muerte.

La angustia se generaliza en nuestra sociedad, pero esto no es un hecho nuevo. Hace algunas décadas un pensador escribió: «Toda nuestra civilización occidental se agita desde hace mucho tiempo, bajo una presión que aumenta hasta la tortura, una angustia que va creciendo cada diez años como si quisiese provocar una catástrofe».

Este estado de ánimo no sorprende para nada al creyente, pues Jesucristo mismo anunció esos tiempos en los que la angustia y la incertidumbre se volverían insoportables (Lucas 21:25). ¡Y esta angustia se debe al hecho de que los hombres abandonaron a Dios! El remedio es su Hijo Jesucristo, quien nos dice: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar… hallaréis descanso para vuestras almas” (Mateo 11:28-29).
¡Vale la pena reflexionar en ello y aceptar lo que la Biblia nos dice!

Tomado de: labuenasemilla.net

WhatsApp chat