Home / Para tu Vida / ¿Hay para Dios alguna cosa difícil?

¿Hay para Dios alguna cosa difícil?

¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Génesis 18:14

(Job dijo a Dios:) Yo conozco que todo lo puedes, y que no hay pensamiento que se esconda de ti.
Job 42:2

Con paciencia esperé que el Señor me ayudara, y él se fijó en mí y oyó mi clamor.
Salmo 40:1 NTV

Felipe acababa de aprender a atar los cordones de sus zapatos. Esa mañana los nudos hechos el día anterior se resistían a sus pequeños y torpes dedos. –Pídele ayuda a mamá, le aconsejó su hermana. Felipe fue a su madre y le mostró el nudo. Pero agarró el zapato y no quiso soltarlo, a pesar de que su madre se lo pidió varias veces. Incluso tiraba de los cordones, con lo cual apretaba más los nudos. Al cabo de un rato se impacientó y dijo a su madre: «Deja, voy a arreglármelas solo». A su hermana, sorprendida, le dijo: «Le pedí a mamá que me ayudara, pero no pudo». Su conclusión era verdadera, pero ¿de quién era la culpa? ¡La culpa de que el nudo, todavía más apretado, siguiera ahí, era de Felipe!

A veces tenemos la misma actitud de este niño. Oramos a Dios con respecto a una dificultad, pero queremos conservar las riendas. De este modo no hacemos más que empeorar la situación e impedimos a Dios darnos una solución. ¡Y además la agravamos! Así renunciamos a recibir de Dios un auxilio eficaz. Y tratamos de convencernos de que hemos orado con fe y rectitud.

Presentemos a Dios nuestras dificultades, pero luego dejémosle actuar; seamos pacientes y confiemos en su ayuda eficaz. Él nos dice: “No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: el Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre” (Hebreos 13:5-6).

Tomado de: Labuenasemilla.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat